jueves, 17 de septiembre de 2015

Entrevista en EL MUNDO-Valencia, 20.08.15


Maquis al asalto del tren
  • El historiador valenciano Vidal Castaño reúne una docena de relatos que tratan desde distintos ángulos el drama humano de la guerra civil

BEL CARRASCO Valencia

En 1946, los maquis de Levante y Aragón asaltaron un tren en la estación de Caudé (Teruel), consiguiendo un sustancioso botín de 750.000 pesetas. El historiador valenciano José Antonio Vidal Castaño se inspira en este hecho en el cuento que abre su último libro de ficción, Asalto al tren pagador (Mandor). Una locomotora, un grupo de maquis, una pareja de guardias civiles y el jefe de una estación. Son los puntos de vista desde los que Vidal Castaño urde un relato cinematográfico, escrito «como si llevara la cámara al hombro en vez de un lápiz».
El hilo conductor del libro es la guerra civil española, «que ya no apasiona tanto como en la Transición, pero sigue despertando interés, sobre todo entre los jóvenes que la ven algo idealizada como una época de aventuras», dice Vidal Castaño.
Aventuras, batallas, sexo salvaje, recuerdos de la infancia, amor, humor y muerte se entrelazan en estas historias, la mayoría escritas en los últimos años. De colofón una sorprendente noticia, fechada en abril de 2019, que reproduce una patriótica receta de sopa de ajo a la burgalesa atribuida al mismísimo General Franco, elaborada con productos genuinamente españoles.
Varios relatos están protagonizados por Oriol Ruvira i Furtamantes, inspirado en los personajes de Eduardo Mendoza. «Una mezcla de periodista free-lance y peculiar investigador privado, no exento de un toque de romanticismo y enajenación», comenta Vidal Castaño.
Ernest Hemingway y Manolo Vázquez Montalbán también están presentes. «Además de ser dos grandes escritores eran personajes polémicos, con amigos y enemigos, con personalidades poliédricas. Hemingway fue uno de los protagonistas de la guerra civil y se suicidó de manera poco usual. Vázquez fue protagonista, por sus escritos y actitud vital de la transición a la democracia en España».

Este año se publicará un nuevo ensayo histórico de Vidal Castaño, La España del maquis, 1936-1965 editado por Punto de Vista, inicialmente en formato e-book. «Trata de ser un libro riguroso y a la vez de divulgación», indica Vidal Castaño. «Una visión panorámica de los maquis, de su mundo y de sus luchas en los más variados escenarios, desde Galicia o Cantabria hasta Levante o Andalucía, sin olvidar a los anarquistas catalanes y de otras zonas. Abordo esta temática con rigor pero sin academicismos».
Doctor en Historia Contemporánea y licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación, Vidal Castaño ha combinado la docencia con la escritura en una doble vertiente, ensayo y ficción. Los maquis son uno de sus temas preferidos.
«Fueron los resistentes contra el franquismo más silenciados y su historia se ha movido siempre entre la fantasía y la realidad en base a testimonios a veces confusos o incompletos y llenos de temor», comenta. «El miedo y sus consecuencias en el comportamiento humano han tejido la historia de las gentes que militaron en la guerrilla o que la ayudaron, sin recibir nada a cambio».
La figura del maqui fue asimilada por el franquismo a la de un bandolero. Sin embargo, para las fuerzas de oposición era un luchador por las libertades políticas.
«Tal vez por todo eso y la soledad e incomprensión en la que vivieron hizo de ellos una figura romántica y atractiva», concluye Vidal Castaño..
El historiador Vidal Castaño en la Plaza Redonda.


No hay comentarios:

Publicar un comentario