miércoles, 25 de diciembre de 2013

Día a Día. HELP


Ayer esperé todo el día porque no sabía que poner sobre el papel. Habían y hay tantos temas: Blesa, Gallardón, Wert... las eléctricas, el puto mercado, jueces y registros... No. No. No, sobre esto no. Espionaje masivo, la debacle del libro, la desaparición de los osos polares y de la propia Antártida... No, No es eso, me dije. Todo esto está y estaré ahí fuera, aunque me este afectando aquí dentro, en el alma y el bolsillo.
Pilar llega de visitar a unos parientes y ha visto, casi sin esperarlo -me cuenta-, la cara de la pobreza reflejada en los rostros angustiados por la necesidad, por la ansiedad y el malestar que reflejan los cuerpos y traducen las palabras. La alegría, que ya era poca, se debilita por momentos. 'Todo lo que parecía sólido'... El chico mayor de la familia va a trompicones con la ESO, cuando hace meses era un escolar brillante; el padre sin trabajo fijo, la madre sin nada que pueda repartir entre los suyos... Un piso que no puede venderse, el plazo de la hipoteca que no puede pagarse; el sempiterno recibo de la luz que sube, que sube, que sube... la cuenta impagada del tendero... Una vez más no les ha tocado la lotería. 24 de diciembre. ¿Nochebuena?. ¡Help!
Zapeando para intentar la distracción, voy a parar a las primeras imágenes de una obra maestra: 'Senderos de gloria' Todo acaba con un fusilamiento atroz, pero también con una secuencia enternecedora. El capitán Dax (Kirk Doulas) ordena al sargento que espere un poco para llamar a los soldados que descansan en la cantina, al sangriento combate que empezara en 1914. Cantan a coro con una muchacha germana prisionera de los franceses. Parece como que el grito de socorro, en este caso de humanidad, se ha filtrado en las tinieblas de la guerra. (24-12-013).



El capitán Dax recorriendo la trinchera en 'Senderos de gloria' 

No hay comentarios:

Publicar un comentario