sábado, 7 de mayo de 2011

El secuestro de la opinión pública.

Huellas de la memoria
El secuestro de la opinión pública


¿Qué resultados puede deparar la jornada electoral del 27-M? Si nos atenemos a las encuestas, los populares van a seguir detentando el poder en las instituciones más representativas: Presidencia del Consell y Ayuntamiento de Valencia. Así, pues, las numerosas corruptelas y las repetidas transgresiones a la legalidad denunciadas desde la oposición y algunos medios informativos protagonizadas por dirigentes, cargos y técnicos afines al PP quedarán impunes, y para mayor inri los métodos mafiosos utilizados para imponerlas serán vindicados como modelos de desarrollo y modernidad; algo así como la materialización de la “California del Mediterráneo” una abstracción que goza de buena prensa. Aberraciones como la permanente agresión urbanística y ambiental del litoral, que se va extendiendo hacia comarcas interiores, exhibe numerosos mojones de su poderío tales como el vasto complejo de Marina D’or en Castellón, situado en medio de un pedregal (sin agua potable) próximo al mar y donde un apartamento de dos habitación sin vistas puede costar unos 70 millones de las antiguas pesetas. Una broma de mal gusto para japoneses y compradores nacionales y extranjeros que incluye escenarios de cartón piedra entre hoteles, saunas, piscinas, lagos artificiales y otras horteradas.
Castellón es tierra de promisión para emigrantes del este de Europa que encuentran trabajo a cambio de votos en los dominios de Carlos Fabra, nueva encarnación de don Vito Corleone tras gafas ahumadas cuyas irregularidades al frente de la Diputación Provincial siguen pendientes de un juicio aplazado sine die… Escándalos como los de las facturas falsas de Terra Mítica, punta de un iceberg de corrupción, tan grande como el fracaso del negocio que emprendió desde Benidorm el ex cacique Zaplana, que hoy solo se atreve a rebuznar en Madrid; la inmoralidad de mantener 23 campos de golf en una región donde no abundan la lluvia ni el césped natural; las incesantes recalificaciones en lo que fuera la huerta de Valencia hasta su total extinción; los trueques fraudulentos y millonarios en torno al viejo y nuevo Mestalla que unen a políticos del PP con los magnates del ladrillo y del negocio balompédico; la destrucción de los acuíferos usada como coartada para exigir trasvases de agua que solo provocarán mayor ruina; los sucios negocios de Diaz Alperi en Alicante; las ilegalidades del alcalde popular de Orihuela, los reiterados intentos de avecindar falsos votantes en pueblos deshabitados… La criminal conspiración de silencio en torno a los 43 muertos de la línea 1 del Metro de Valencia que claman por la depuración de responsabilidades para García Antón y sus secuaces… Francisco Camps y Rita Barberá son, sin duda, responsables políticos de tanta ignominia y desafuero, pero, seguirán gobernando. ¿Somos zotes o qué? La opinión publica, cierto, esta desmovilizada y secuestrada en buena parte por la bazofia informativa que se le ofrece en Canal 9, Antena 3, la COPE y otros medios afines al PP; apenas conoce a los candidatos de la oposición, poco o nada sabe de sus caras, aptitudes y menos de sus programas, en una jornada electoral que puede ser decisiva porque se viene planteando como unas primarias de las próximas elecciones generales…

Pie de foto.
Un circuito con trampa.
Rita y Camps en los infiernos
La “intolerable” propuesta Ecclestone-Agaj, aceptada como un cambio de cromos por el indecente tándem Rita-Camps, no debe perturbar al votante valenciano ¿Qué demonios pinta un circuito así en medio de una ciudad como esta?


©José Antonio Vidal Castaño
(Publicado en valencià en El Punt-20 al 26 de mayo del 2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario